Ayer tuve un compañero de ruta muy especial

A sus 14 añitos, Mateo ya es un enamorado de las motos. Su mamá, que es una buena amiga, me pidió si podía llevarle a dar una vuelta cerca para que conociera la sensación de ir en moto grande.

Experiencias y sensaciones

Yo siempre quise tener moto, pero cuando era pequeño no conocíamos a nadie motero. También es normal ya que ahora mismo hay muchísimas más motos por nuestras carreteras y raro es que no conozcas a uno u a otro que tenga moto.

La verdad es que me hubiera encantado haber disfrutado de ir con alguien en una máquina y poder experimentar las sensaciones que ahora conozco, pues también es cierto que de críos la percepción es bastante mayor que las que tenemos cuando somos mayores.

Cambio de planes

Así que le comenté a la mamá de Mateo, que en lugar de dar una vuelta por el barrio, podíamos ir de ruta haciendo  curvas y puertos de verdad, para así poder disfrutar de sensaciones de las buenas.

Le comenté de hacer una ruta variada y divertida:

  • Corredor de Trubia hacia Quirós
  • San Martín de Teverga
  • Puerto San Lorenzo
  • Belmonte hasta Cornellana
  • y vuelta por la clásica N-634

A lo que me dieron el visto bueno y me dijeron que el peque lo iba a gozar.

Más vale sudar que sangrar ...

Lo primero es lo primero así que busqué entre amigos un traje que le pudiese servir a un chaval de 14 años con guantes, casco, etc…

Cuando ya lo tuve todo, concretamos un día que estuviera bien de tiempo para salir y fijamos la hora de partida.

Este miércoles de agosto era el día establecido para la salida, así que a las cinco de la tarde me bajé a buscar a mi compañero de ruta de hoy y nos preparamos para salir.

Antes de nada y como hay que hacer con la gente novata, le dí unas nociones básicas de cómo colocar el casco, ajustar la ropa, los guantes y muy importante, cómo subirse y bajarse de la moto: cuando lo indique el que conduce.

La verdad es que con todo el traje puesto, el pañuelo y el casco, hacía bastante calor, así que le comenté que en ocasiones los moteros pasamos calor debido a las prendas que debemos llevar y ahí obtuve una frase que me dijo Mateo: más vale sudar que sangrar 

Comenzamos ruta

Por la visera de su casco, puedo ver algo nervioso a Mateo, pero con ganas de pasárselo bien y disfrutar la experiencia.

Salimos despacio para que se vaya haciendo a los arranques y frenadas de la moto y tomamos un poco de autopista para salir de la ciudad lo antes posible. 

En cuanto podemos nos salimos a la N-634 que nos llevará a Trubia, comienzan las primeras curvas y como todo novato en moto, puedo sentir un poquito de resistencia al tumbar en las primeras rotondas, es normal pero poco a poco verá que es seguro y que no hay que preocuparse.

Voy parando cada poco para asegurarme que va bien y que si tiene cualquier cosa me lo diga. Cuando lo veo por la visera sólo escucho «todo bien, muy bien»

Llegamos a Proaza y aquí la carretera empieza a estrecharse, así que le digo ¿cómo vas?, ¿seguimos así o aceleramos un poco? a lo que me responde«aceleramos un poco»

All right !!!!

Ya llegan las curvas

Comienza la segunda parte de esta subida hacia San Martín de Teverga y empezamos a adelantar algunos coches y caravanas, la cosa se pone interesante.

Esta carretera es muy bonita por sus paisajes y su trazado, aunque hay que ir con cuidado ya que hay bastantes ciclistas y despistados en coche…

Llegamos a San Martín donde paramos a tomar un refresco mientras cambiamos impresiones. Se le nota que está disfrutando del viaje, aunque parece un poco tímido. Charlamos y me comenta su predilección por las motos R y que es seguidor de Márquez, como no podía ser de otra manera.

De todas las preguntas que me puede hacer, me pregunta si es difícil sacar el permiso de moto, jajajajaja, gran pregunta por cierto. No es difícil, es como todo, tienes que estudiar un poco y dar clases prácticas, si sabes andar en bici y tienes sentido del equilibrio, es mucho más rápido. Lo que es un poco más difícil de conseguir (por el tiempo invertido) es adquirir la experiencia y eso sólo se consigue haciendo kilómetros.

El puerto de San Lorenzo

Bueno ya estamos de nuevo con el traje puesto y listos para continuar. Nos disponemos a subir el puerto San Lorenzo (1347m), ya han arreglado los super-baches que había y ahora la carretera vuelve a estar en buenas condiciones. Subimos prácticamente sin tráfico de vehículos ni animales, hasta casi al final.

Una vez arriba hacemos un par de fotos, aunque hoy nos acompaña algo de bruma y no podemos disfrutar totalmente de las vistas que tiene este puerto.

Seguimos con ganas de rodas, así que no nos distraemos mucho y empezamos la bajada. Quiero recordar que otra de las cosas que hablamos durante el briefing del inicio, era la posibilidad de agarrarse a las asideras laterales de la moto o si le cansaban los brazos podía agarrarse a mi cintura, el campeón estuvo todo el viaje amarrado a las barras de la moto, sólo las soltaba para saludar como es debido a otros moteros V

Belmonte (AS-227) y Cornellana (AS-15)

Llegamos a la Riera y seguimos dirección Belmonte y más abajo Cornellana, donde tomamos la N-634 que nos traerá de vuelta a casa.

Conclusiones

Hemos pasado una tarde de ruta muy agradable y espero que mi joven compañero haya disfrutado del viaje motero. Estoy seguro que será un gran rider en cuanto pueda sacarse el carne.

Categorías: Rutas

0 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: