Tras varias semanas confinados en nuestro municipio, al fin han abierto las fronteras y con el día que hace, hemos salido a rodar y así quitar el mono.

Hoy es 24 de Febrero, día laborable, pero esta medianoche pasada han abierto las fronteras en nuestra comunidad y aprovechando que el día es de un sol y temperatura primaveral, he decidido dedicar la tarde a salir a dar una vuelta con la mi compañera de rutas.

Se ha apuntado un compañero de viaje y hemos quedado con otra pareja que ya aprovechó la mañana.

Oviedo - Silviella

Salimos de Oviedo rápido pues nos esperan cerca de Belmonte y queremos llegar para tomar el café con ellos, así que el primer trayecto es por autopista.

Una vez llegamos a la salida hacia Cangas de Narcea, continuamos dirección al puerto de Somiedo. Un poco antes de llegar a Belmonte hay una curva con un bar donde un poco más abajo, al lado del río, hay un área recreativa muy chula, que ya hemos estado antes Silviella

... el café ...

Al fin nos encontramos con nuestros amigos y les acompañamos a tomar el café y así aprovechar a ponernos al día, hace bastante que no nos veíamos y siempre hay batallitas que contar.

Tras el café bajamos a buscar las motos, pues las habíamos dejado cerca del río y continuamos nuestra ruta. Como dije antes estamos a mediados de Febrero pero nos acompañan unos 20º de temperatura que hace que se esté muy agradable en cualquier sitio.

Pto San Lorenzo

Arrancamos ruta y continuamos dirección puerto de Somiedo atravesando Belmonte. La verdad es que esta carretera AS-227 está formidable y con el calorcito da la impresión que estuvieras a principios del verano.

Llegados a La Riera nos desviamos a nuestra izquierda para comenzar la subida al puerto. Según cogemos altitud, la temperatura comienza a descender y una vez que llegamos a la cima hemos perdido 10º, por lo que la parada para hacer alguna foto será rápida y poder continuar hacia nuestra siguiente parada.

San Martín

Bajamos y poco a poco vuelve a subir la temperatura, no obstante cuando llegamos a San Martín de Teverga, aún queda algo de frío en el cuerpo por lo que vamos a calentar un poco con un chocolate super rico en La Tevergana

Nos montamos sobre la marcha una pequeña terraza porque fuera se está aún agradable y disfrutamos de nuestros tentempiés mientras charlamos de futuros viajes y arreglos del país.

A mencionar

Esos días que parecen verano o primavera, en pleno invierno, son dignos de aprovechar y disfrutar con amigos o solo, como se tercie.


0 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: