Estamos en plenas fiestas de Semana Santa y estan viniendo unos días muy veraniegos, así que vamos a aprovechar para seguir descubriendo rincones de nuestra tierra.

Salimos de Oviedo y vamos camino de Pola de Allande por el corredor del Narcea. Hoy haremos media ruta con otros 3 compañeros, pero luego seguiremos la aventura sólo dos. Calentamos motores y gomas desde que salimos de la capital y hacemos una parada a la altura de la térmica de Soto.

Seguimos camino y tomamos el desvío en el puente del Infierno, hasta llegar un poco más allá de Pola Allande y donde pararemos a tomar algo y a despedirnos hasta la siguiente.

Puerto el Palo - Mirador de Paicega

Comenzamos el ascenso el primer puerto de hoy, el puerto del Palo. Hasta aquí anduvimos con algo de neblina, pero ahora ya podemos disfrutar del cielo totalmente despejado y la temperatura ya empieza a ser mucho más agradable.

Puerto del Palo

Tras hacer unas fotos arriba, continuamos poco a poco hasta llegar al descenso hacia el embalse de Grandas, de la que vamos bajando, podemos observar nuestro siguiente destino, el antiguo poblado de Paicega.

Embalse de Grandas

Vemos restos de las casetas de los obreros un poco más arriba de la presa, y al fin llegamos al embalse. Construido a mediados del siglo XX, es el tercer embalse que tiene el río Navia, además del de Arbón y Doiras. Su aprovechamiento es principalmente hidroeléctrico, aunque también se organizan actividades lúdicas y recreativas.

A Paicega

Se trata de un antiguo poblado construido a mediados del s. XX para albergar a los obreros empleados en la construcción de la presa. Se puede observar gran cantidad de edificaciones, barracones, instalaciones eléctricas, restos del teleférico e incluso la iglesia, que es la que mejor se encuentra. 

Además se han habilitado una serie de mesas y parrillas para poder hacer un picnic, aunque no hay nada de sombra. También hay un mirador con unas vistas del pantano muy impresionantes.

Hora de comer...

Se acerca la hora de comer y aunque las vistas son una maravilla, optamos por buscar otro sitio para poder comer al cobijo de buena sombra. Así que nos volvemos por donde hemos venido y continuamos el camino hasta llegar a Pesoz, donde tomamos el desvío hacia los Oscos.

Cuando llegamos a la altura del río Agüeira, metemos las motos por una pequeña pista a la izquierda de la carretera donde hay un área recreativa, al lado del río, con buena sombra y fresco del agua. Ahora a disfrutar de la comida.

Visita fuera de ruta - Palacio de Mon

Tras la comida, no hay nada mejora que buscar para tomar un café rico, así que seguimos nuestro camino y llegamos a San Martín de Oscos, donde encontramos una cafetería al lado de la carretera, para poder tomarlo.

Aquí cerquita está el Palacio de Mon, y como mi compañero de hoy no lo conoce, decidimos, tras el café, acercarnos a verlo.

Última parte de la ruta...

Volvemos a la carretera y subimos hasta llegar a la Garganta, donde ya vemos que se acerca la bruma del mar poco a poco, pero aún nos queda una última visita y ya que estamos aquí vamos a aprovecharla.

Vamos bajando y hacia la mitad o algo menos, tomamos un desvío a la derecha un poco a la aventura, para disfrutar de una carretera bastante buena y muy revirada, donde al final llegamos a nuestro destino, el Mazo de Meredo

Mazo de Meredo ...

Aparcamos las motos en el aparcamiento habilitado encima de la carretera y ya se prevé que está un poco abandonado. Bajamos hacia el río y aquí corroboramos que efectivamente el edificio del mazo, está con el tejado hundido y en bastante malas condiciones. Es una lástima que se dejen perder estos sitios, pues la verdad es que deberían estar más cuidados.

... y su salto de agua

Andamos un poco más y vemos entre la hierva alta, las mesas de losas de piedra y sus bancos también de piedra con parrillas para poder hacer un picnic. Un poco más arriba se oye el salto de agua creador para por la parte superior traer el agua hacia el mazo. Según nos acercamos, vamos sintiendo ese romper del agua al caer y como refresca el ambiente.

Toca retorno

Tras esta parada que hemos disfrutado, además estabamos totalmente solos, nos ponemos en camino de vuelta. Pero ya que el tiempo nos acompaña vamos a terminar de disfrutar del día mientras el sol lo permita. Bajamos a Vegadeo a repostar y luego volvemos pero dirección a Boal.

Poco antes de llegar a Penouta, en Rozadas tomamos a la izquierda por la FR-1 dirección La Caridad y después haremos una importante parada. Mi compañero de viaje me ha aguantado mis rutas y visitas y ahora le voy a acompañar a su requisito, reponer fuerzas con un buen chocolate con churros. 

Así que en Navia, buscamos una confitería y nos damos el homenaje antes de continuar por la carretera de la costa nuestros camino.

Llegada a casa

El resto del camino fue principalmente por nacional y alguna comarcal mientras la luz nos lo permitió. La grabación de la ruta, así como el fichero GPX, no fue posible, pues la aplicación lleva dos días fallando y me ha perdido un par de rutas que habrá que repetir.

Categorías: Rutas

0 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: